Nuestros abogados de litigios de Taxotere Alopecia representan a mujeres en todo el país en una demanda contra el fabricante de medicamentos y el gigante farmacéutico Sanofi-Adventis. La demanda alega que nunca advirtieron a las mujeres que eligieron usar Taxotere como parte de su régimen de quimioterapia contra el cáncer de mama ni a sus proveedores médicos del posible efecto secundario de la pérdida permanente del cabello (alopecia).

 

Obtenga una revisión gratuita de su caso

Estamos disponibles 24 horas al día, siete días a la semana esperando para poder asistirlo

Llámenos:  800-530-9800 

 

Si usted ha experimentado pérdida de cabello en cualquier parte de su cuerpo y no le ha crecido devuelta luego de completar tratamiento de quimioterapia, usted puede tener derecho a daños por gastos médicos, pérdida de salario, dolor y sufrimiento, pérdida del disfrute de la vida y pérdida de consorcio. Una demanda que fue presentada recientemente sugiere que el fabricante de medicamentos conocía el potencial efecto secundario de la alopecia a través de su propio estudio patrocinado por la compañía, pero ocultó los resultados.

Marzo 2016 – Demanda federal contra Sanofi-Adventis

Una demanda federal ha sido presentada en el estado de California por una mujer que alega que su pérdida permanente de cabello fue causado por el medicamento Taxotere, utilizado en la chimioterapia del cáncer de mama. Ami Dodson alega que el manufacturero del medicamento, Sanofi-Adventis, participó en un esquema fraudulento de mercadeo para aumentar las ventas del producto mientras escondían el peligroso efecto secundario del mismo.

“Los demandados afectaron a uno de los grupos más vulnerables de individuos en el momento más difícil de sus vidas”, dijo Dodson en la demanda. “Los acusados obtuvieron miles de millones de dólares en ingresos a expensas de las víctimas de cáncer, que  simplemente tenían con la esperanza de sobrevivir a su condición y volver a una vida normal”.  Mientras que otros medicamentos de quimioterapia estan disponibles, ella dijo que no hubiese utilizado Taxotere si tuviera conocimiento del peligroso efecto secundario.

“La calvicie permanente es una condición desfiguradora, especialmente para las mujeres”, dijo Dodson. “Las mujeres que sufrieron una desfiguración de alopecia permanente como resultado del uso de Taxotere sufren gran angustia mental, así como daños económicos, incluyendo, pero no limitándose, a la pérdida de trabajo o incapacidad para trabajar debido al significativo daño psicológico que tienen”.

Se alega que Sanofi-Adventis sabía desde principios de la década del 1990 que Taxotere podía causar perdida permanente de cabello pero la compañía se esforzó para esconder el problema. La reclamación también cita una carta de advertencia enviada por la FDA en el 2009, en la cual se informaba que mientras la compañía mercadeaba la eficiencia superior del producto en comparación con los demás, un estudio publicado en el New England Journal of Medicine en el 2008 concluía que medicamentos de la competencia eran en actualidad más efectivos para ciertos pacientes.

Diciembre 2015 – La FDA requiere cambio en el etiquetado del producto por reacciones adversas

Un cambio en el etiquetado de seguridad ha sido mandado al medicamento de chimioterapia, Taxotere, por la FDA. La advertencia viene luego de reportes sobre alopecia permanente en personas que utilizaban el medicamento.

Sobre la demanda:

Con prescripciones escritas para casi el 75% de pacientes de cáncer de mama, Taxotere es considerado como el medicamento de tratamiento más usado en su clase.  Desde el 2004, las ventas del producto le han hecho a la compañía alrededor de 1.400 mil millones de dólares anuales.

La pérdida permanente de cabello es considerado poco común en el tratamiento de chimioterapia, ya que en la mayoría de los casos el cabello vuelve luego de 3 a 6 meses.  Sin embargo, estudios han demostrado que con Taxotere hay un riesgo mayor para perdida de pelo en cualquier parte del cuerpo.

Ami Dodson, quien presentó una demanda en marzo, alega que la compañía ha tenido conocimiento desde  finales de la década de 1990 que el 9.2 por ciento de las personas que usaron el producto experimentaron perdida permanente de cabello por una duración de más de diez años. Dodson comenta que muchos de estos estudios y sus resultados fueron escondidos del público de forma deliberada, y la compañía insistía en tener una advertencia leve, indicando que el pelo generalmente crecería de vuelta.

La demanda también alega que un plan de la empresa para promover las ventas y minimizar los riesgos de la droga comenzó cuando el fármaco fue aprobado por la FDA en 1996. Se alega que la compañía, Sanofi-Adventis, capacitó a sus empleados para expandir el mercado usándolos para falsificar la efectividad y la seguridad de su uso y luego se les pagó a  profesionales médicos para que prescribieran el medicamento. Como resultado, las ventas aumentaron de $424 millones en el año 2000 a $1.4 mil millones en el 2004.

“Aunque las mujeres podrían aceptar la posibilidad de calvicie permanente como resultado del uso de Taxotere en el evento de que no hubiera otro producto disponible para tratar su cáncer, esto no era así”, dijo Dodson. “Ya existían productos similares en el mercado que eran al menos tan efectivos como Taxotere y no sometían a las usuarias al mismo riesgo de desfiguración por alopecia permanente”.

En el Distrito Oriental de Pensilvania, un ex empleado de Sanofi ha presentado una demanda por denuncia alegando el compromiso en la comercialización fraudulenta de la compañía y los sobornos pagados relacionados con Taxodere (US Gohil vs Sanofi-Aventis US Inc., Acción Civil No. 02-2964).

La demanda más reciente contra la compañía con respecto a Taxotere está en las primeras etapas y el medicamento no ha sido retirado. La compañía aún no ha respondido a las acusaciones y potencialmente está enfrentando miles de demandas por mujeres a través de los Estados Unidos.

¿Qué es Taxotere?

Es el nombre de marca de Docetaxel, un medicamento taxano de quimioterapia.

¿Cómo se administra el Taxotere?

El Taxotere se administra de forma intravenosa por aproximadamente una hora cada tres semanas. Si usted recibió tratamiento de quimioterapia por cáncer de mama con más frecuencia de lo estipulado, puede que no haya recibido Taxotere.

¿En qué tipos de cáncer se utiliza Taxotere?

El taxotere ha sido aprobado para tratamientos de cáncer de cabeza, cuello, estomago, próstata, cáncer de mama y de pulmón de células no pequeñas.

¿Qué compañía creó Taxotere?

Sanofi-Aventis es el manufacturero del producto.

¿Cuáles son los efectos secundarios comunes del Taxotere?

Entre los efectos secundarios más comunes de Taxotere, presentados en los folletos de información, se encuentran: cambios en el sentido del sabor, sentirse a falta de aire, estreñimiento, apetito disminuido, cambios visibles en las uñas de las manos y pies e hinchazón en las manos, piernas o en la cara. Entre otros efectos conocidos se encuentran el cansancio, dolor de músculos y de coyuntura, náuseas y vómitos, llagas en los labios, pérdida de cabello, enrojecimiento del ojo, diarrea, daño de tejido, exceso de lagrimeo y reacciones alérgicas.

La leucemia aguda de mieloide, reacciones alérgicas en la piel y trastornos sanguíneos y neurológicos se consideran como efectos secundarios serios del medicamento.

Entre algunos signos de reacción alérgica se incluyen sarpullidos, urticarias, dificultad al respirar e hinchazones en la cara, labios, lengua y garganta.

El manufacturero de la droga, Sanofi-Aventis, actualizó los sellos de advertencia, con nueva información sobre la posible pérdida de cabello, en Europa en el 2005 y en Canadá en el 2012; sin embargo, estas etiquetas no fueron actualizadas en los Estado Unidos hasta diciembre del 2015.

¿Por qué se están presentando demandas contra Sanofi-Aventis?

Las demandas comenzaron a ser presentadas alegando que la compañía farmacéutica sabía sobre el riesgo de la pérdida de cabello desde finales de los años 90, gracias a un estudio auspiciado por ellos mismos, pero intentaron esconder los resultados de estas investigaciones a más no poder. Muchos pacientes han afirmado que si hubieran sabido de los riesgos, hubiesen escogido otras formas de tratamientos alternativos.

¿Se ha retirado el producto del mercado?

No, la FDA no ha retirado el medicamento. En estos momentos, solo están requiriendo que el manufacturero actualice las etiquetas del producto de forma adecuada, advirtiendo del riesgo de pérdida de cabello permanente.

¿Qué otros medicamentos de quimioterapia son utilizados en el tratamiento del cáncer de mama? ¿Estos se incluyeron en la demanda?

Algunos de los otros productos de quimioterapia usados en el tratamiento de cáncer de mama se enumeran a continuación; ninguno está incluido en la demanda.

El Taxotere ha sido el medicamento prescrito más usado para la quimioterapia del cáncer de mama en los Estados Unidos, utilizado en el 75% de los casos.

  1. Cytoxan (ciclofosfamida)
  2. Adriamicina (doxorubicina)
  3. Ellence (epitubicina)
  4. Maxtrex (metotrexato)
  5. Taxol (paclitaxel)
  6. Xeloda (capecitabina)
  7. Paraplatin (carboplatina)
  8. Cytoxan (ciclofosfamida)
  9. Halaven (eribulina)
  10. Adrucil (5-fluorouracilo)
  11. Gemzar (gemcitabina)
  12. Ixempra (ixabepilona)
  13. Doxil (doxorubicina liposómica)
  14. Abraxane (paclitaxel, albúmina)
  15. Navelbine (vinorelbina)

Sanofi-Adventis en otras noticias

La empresa Sanofi-Adventis tiene una larga historia de alegaciones de actividades ilegales.

Como se reportó por la CNBC, “ En el 2012, Sanofi aceptó pagar al gobierno federal 109 millones de dólares para resolver las alegaciones de que la compañía violo el False Claims Act otorgando a médicos unidades gratuitas de la inyección de rodilla Hyalgan para convencerlos a comprar y prescribir el medicamento, en violación del Anti-Kickback Statute”.

CNBC también informó que en marzo del 2013, dos funcionarios de Sanofi fueron sentenciados por un tribunal den Alemania a sentencias condónales, y Sanofi fue multado por 28 millones de euros ($29.8 millones) en conexión con un caso de soborno. Un portavoz de los fiscales comento a la agencia de noticias Reuters que los ex empleados hicieron pagos ilícitos a una compañía consultora que estaba asesorando a un cliente de Sanofi para que este ordenara más medicamentos de Sanofi.

“Antes de mi último puesto en Sanofi, trabajaba en el departamento de litigio de ellos durante aproximadamente siete años. En el curso de mi trabajo en el departamento de litigio de Sanofi, me di cuenta personalmente de muchos casos en los que los documentos fueron deliberadamente destruidos por los abogados para evitar voltear dichos documentos en descubrimiento” Así se expresó en una declaración escrita Diana Ponte, exempleada y asistente legal, que está envuelta en una demanda de denuncia contra la compañía en Newark, New Jersey.

Litigio liderado por Victoria Maniatis

Victoria Maniatis, Partner, Sanders Phillips Grossman Taxotere Alopecia Litigation Attorney

Victoria Maniatis está liderando el equipo de litigación de Sanders Phillips Grossman en contra de Taxotere.  Ella es muy apasionada por los problemas de salud de la mujer y tiene años de experiencia in litigios masivos, concentrándose en específico en reclamaciones de aparatos médicos y farmacéuticos.

Jueces federales y estatales han designado a la Sra. Maniatis como consejera principal en los comités directivos de demandantes, como en los litigios contra Fosamax en el caso de fractura del fémur, al igual que Bard, Boston Scientific, Ethicon y American Medical Systems en el litigio de la malla transvaginal.  Ella es la consejera principal en la litigación Propecia en el estado de New Jersey.

Ella es uno de los miembros fundadores del seminario médico anual de la Escuela de Medicina de Mass Tort para los abogados de los demandantes; y copresidente del comité para el grupo de agravios en masa Women en Masse. También es una ávida triatleta y tiene un hijo.

 ¿Tengo un caso? Y otras preguntas frecuentes

Sanders Phillips Grossman está aceptando casos de mujeres en Estados Unidos y Puerto Rico que hicieron chimo terapia en un punto entre el 2006 y el 2016 y sufrieron calvicie o pérdida de cabello permanente en duración de dos o más meses luego del tratamiento. Un resultado exitoso en su reclamo podría darle derecho a daños por gastos médicos, pérdida de salario, dolor, sufrimiento, pérdida de disfrute de la vida y pérdida de consorcio.

¿Cuánto me cuesta un abogado?

Representamos a nuestros clientes sobre una base de pagos de contingencia. Esto significa que usted no paga costos legales hasta que ganemos su reclamo. Si no podemos resolver con éxito su reclamo, usted no está obligado a pagar honorarios de abogados.

¿Se trata de una demanda colectiva?

No. El litigio contra Sanofi-Aventis se desarrolla como un delito colectivo. Eso significa que cada mujer que representamos tendrá su propia demanda individual contra el fabricante de la droga por sus propios daños, porque la naturaleza y extensión de las lesiones son separadas y distintas. Negociaremos arreglos considerando los hechos de cada caso individual para asegurar la compensación al grado de daños sufridos. Los daños suelen incluir cosas como dolor y sufrimiento, pérdida del disfrute de la vida, pérdida de consorcio, gastos médicos, pérdida de salario y más.

En una demanda colectiva, todos los demandantes tienen los daños similares o iguales.  Un ejemplo de esto cuando los consumidores compran el mismo producto defectivo, como una lavadora con un desperfecto.  Una demanda colectiva une a miles de víctimas y agregará reclamos cuando se puede volver poco práctico llevar a cabo reclamos individuales.

 

Sobre Sanders Phillips Grossman

Sanders Phillips Grossman ha estado batallando contra compañías farmacéuticas responsables de causar daño a individuos por sus medicamentos y dispositivos defectuosos por más de 30 años. Los fármacos defectuosos son productos farmacéuticos con efectos secundarios que potencialmente causan daño, lesionan o matan al paciente hasta el punto de que superan los beneficios previstos del fármaco.  Los dispositivos defectuosos, tales como prótesis defectuosas, implantes, marcapasos o instrumentos quirúrgicos pueden ocasionar daños a los pacientes cuando el producto es defectuoso en el proceso de fabricación y de diseño.

Las compañías farmacéuticas son algunas de las entidades corporativas más grandes, más ricas y más influyentes del mundo. Sanders Phillips Grossman y sus predecesores han recuperado más de mil millones de dólares para los consumidores heridos. La historia de nuestra firma en el manejo de reclamos por lesiones de dispositivos médicos y de medicamentos nos ha permitido tomar roles de liderazgo en muchos de las litigaciones en contra de dispositivos defectuosos de los grandes fármacos nacionales.

Reconocido nacionalmente como el principal bufete de abogados para estos casos, manejamos casos en Estados Unidos  y Puerto Rico.